¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Rejuvenecimiento Facial
No Quirúrgico

El rejuvenecimiento facial no quirúrgico es un tratamiento cosmético que puede restaurar su apariencia sin necesidades de tratamientos invasivos como la cirugía. La mayoría de las personas mayores de 40 años, incluso aquellos en sus 60 y 70 años, verán una mejora casi inmediata y significativa. Con la colocación cuidadosa de relajantes musculares, rellenos y  PRP, los pacientes verán una mejora dramática de las arrugas, la laxitud de la piel, la hiperpigmentación y la cicatrización.

Los hombres y mujeres usuarios de éstas terapias eligen los procedimientos de ajuste de la piel no quirúrgicos porque son mucho más rápidos de realizar, requieren mucho menos tiempo para la recuperación y son mucho menos costosos que las opciones quirúrgicas. Las opciones no quirúrgicas para el rejuvenecimiento facial se ven naturales, son seguras y los beneficios se pueden ver casi de inmediato.

En Anti Aging & Wellness Clinic puede elegir una sola técnica o la combinación de varias técnicas no quirúrgicas que incluyen:

Botox

El procedimiento más popular es Botox, un cosmético basado en la toxina botulínica utilizada para paralizar los músculos faciales asociados con las arrugas. Las inyecciones de Botox relajan los músculos, reducen o eliminan temporalmente las líneas finas, los pliegues en la frente y las arrugas alrededor de los ojos o "patas de gallo".

Los resultados de la terapia con Botox se evidencian entre el día 3 y 7 y de forma general permanecen por tres a cuatro meses. Para arrugas más profundas, se pueden tomar varios tratamientos para lograr los resultados deseados. Las inyecciones son rápidas y fáciles de aplicar  para un médico debidamente capacitado. Si la inyección es realizada por un médico que no ha sido entrenado adecuadamente, existe un riesgo de eventos adversos que incluyen; párpados caídos, dolor facial y debilidad muscular.

Botox también puede usarse para aliviar los dolores de cabeza por migraña, reducir la sudoración excesiva y reducir los espasmos musculares en el cuello y los ojos.

Rellenos dérmicos

El colágeno ayuda a dar estructura a nuestra piel, pero a medida que envejecemos el colágeno en la piel disminuye, causando arrugas y una pérdida del volumen facial, creando la ilusión de la flacidez de la piel. En solo unos minutos, los rellenos de tejido blando pueden restaurar el volumen, dándole una apariencia más juvenil y natural.

Los rellenos dérmicos se utilizan para rellenar las líneas de expresión y los espacios que se producen con mayor frecuencia alrededor de la boca, la línea de la mandíbula y la nariz. Cuando sea necesario, también se pueden usar alrededor de los ojos y alrededor de la sien. Los resultados son casi inmediatos y duran aproximadamente seis meses.

Terapia de inducción de colágeno

La terapia de inducción con colágeno (CIT, por sus siglas en inglés), es un procedimiento mínimamente invasivo que rejuvenece la piel, mejora la textura y firmeza de la misma y reduce la aparición de líneas finas, arrugas y cicatrices. El procedimiento estimula la producción natural de colágeno del cuerpo que se pierde a medida que envejecemos.

CIT utiliza pequeñas agujas en un rodillo que se mueve sobre la piel creando pinchazos microscópicos minúsculos, espaciados uniformemente en la piel. En respuesta, el cuerpo aumenta la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, haciendo que la piel sea más saludable, más firme y con una textura más pareja. A diferencia de algunos procedimientos láser y peeling químico, este tratamiento es adecuado para todo tipo de piel. CIT también se puede combinar con otros tratamientos no quirúrgicos, incluido el PRP.

La terapia de inducción con colágeno se puede utilizar en la cara y el cuerpo para mejorar:

  • Envejecimiento prematuro
  • Laxitud de la piel
  • Arrugas y líneas de expresión
  • Cicatrización
  • Estrías

Terapia con plasma rico en plaquetas (PRP)

Atletas profesionales como el golfista profesional Tiger Woods, la estrella del tenis Rafael Nadal y  muchos jugadores profesionales de béisbol han recibido terapia con Plasma Rico en Plaquetas después de ciertas lesiones con el fin de  acelerar el tiempo de curación y evitar la intervención quirúrgica. Debido a que el PRP es un tratamiento natural y los efectos secundarios son casi inexistentes, muchos hombres y mujeres eligen la terapia de PRP en lugar de la cirugía para el rejuvenecimiento facial. El plasma rico en plaquetas es una fuente concentrada de plasma sanguíneo derivado de sangre periférica que contiene una concentración de hasta 7 veces más factores de crecimiento y diferentes citocinas que pueden mejorar la apariencia de arrugas, cicatrices, daño solar y círculos oscuros debajo de los ojos.

La terapia con PRP es un procedimiento mínimamente invasivo que involucra la inyección de las propias plaquetas del paciente en la cara, las manos y el cuello. Para obtener mejores resultados, PRP se puede combinar con terapia de inducción de colágeno. Los resultados de PRP pueden durar hasta 18 meses.

 

Contáctanos para agendar una cita

Por favor llene este formulario

SUBIR